Index
Quito, 9 de abril de 1973
 
Tres no son multitud, 2004. Acrílico sobre lienzo, 150 x 120 cm
 
   
Egresado de la Escuela de Artes Plásticas, especialidad Pintura y Grabado, de la Facultad de Artes de la Universidad Central del Ecuador
.
Ha expuesto en la Plaza de la Igualdad Comunidad Flamenca (Plaza de San Francisco), en la Universidad Central, en la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión, en el Salón Inter- universitario de la UTE, todas en Quito. También ha expuesto en la Casa de los Marqueses de Latagunga.

Ha participado en el Salón Nacional de Diciembre y en el Salón Nacional El Comercio, en Quito, y en el Salón Nacional Luis A. Martínez de Ambato. En 2004, participó en la Exposición del Museo Arte Erótico Americano MaReA en la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión.

Ha realizado escenografías y ha sido profesor universitario.

Es miembro del grupo de pintores ecuatoriano Ovejas Negras con Marlon J ácome, Jaime Cortéz y Marcelo Zambrano
 
   

Siendo la una de la tarde del catroce de noviembre de 2003 las ovejas negras declaran:

1- Que el arte, los críticos, las Bienales y los Salones, vos, tu mama y el perro, se encuentran en crísis.

2- A tu mama te parecés el arte objeto, las instalaciones y demás manifestaciones pseudo modernas no son sino creaciones artificiales, postizas y mal copiadoas por malos copiones.

3- Antes del cuatro.

4- Harán tantear. Los premios en los salones y el gran hermano son mentiras. Manda tu mensaje y nomina a uno de los participantes de la exposición, con la frase Ovejas Negras, el costo del mensaje incluye Iva .

5- No creeremos en las vacas sagradas, ni el los perros disecados o en los conejos fornicantes, ni en los gusanos, ni en la demás fauna existente en los espectáculos circenses llamados Bienales o concursos.

6- Salida de los deportistas y premiación al mejor uniformado y "coronación" de la reina.

 
 
 
 
     
 
Con motivo de la exposición realizada en las salas Víctor Mideros y Manuel Rendón de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión de Quito, en abril de 2001, en el catálogo se dice lo siguiente:

En un lejano país, acostumbrado a botar presidentes y donde había más banqueros corruptos que becas para artes, vivian cuatro ovejas descarriadas que pastaban y jugaban a ser artistas con ilusión de exponer sus obras, pero era más fácil fugar a exterior con unos cuantos millones que encontrar una sala de exposición.

Neófitos en la realización de este tipo de eventos y sin saber el peso exacto de una exposición, se ariesgaron a presentar ciertas imágenes:

Retorcidos dormitorios con prostitutas famélicas, vírgenes no tan vírgenes y sujetos lascivos.

Bufones en contubernio con estrafalarios sacerdotes, el puro gusto de crear líneas y composiciones muchas veces abstractas.

Seres anodinos que vagan en espacios no delimitados, sombras de un inconsciente colectivo, con una constante preocupación social.

Seres despojados de humanidad, figuras esquematizadas agobiadas por el peso de su carga existencial, perdiéndose en la bruma del éter cáustico.

Muchos pensarán que son obras convencionales pero cada cual es gallo en su gallinero y oveja en su corral.

LAS OVEJAS NEGRAS

Nombre sugerente es éste para designar una exposición que marca la aparición pública de cuatro obras que remiten a otros tantos jóvenes productores: Ángel Barrionuevo, Jaime Cortéz, Marlon Jácome y Marcelo Zambrano.

El grabado la pintura y el dibujo son las modalidades de expresión de ellos, pues se trata de eso: de expresar, bajo particularidades propias, aquello que les importa comunicar a los demás en doble condición de realizadores artísticos y de personas.

Hay frescura en sus trabajos, libertad, cierto hálito ingenuo, búsquedas. Porque no se trata de afirmaciones de estilo o de definiciones proposicionales sino, más bien, de tanteos, de experiencias, de un hacer que se orienta a un proceso que si arrancó cuando estudiantes, se continúa en estas obras.

En Barrionuevo su fuerza radica en lo gráfico. Sus aguafuertes en blanco y negro y en color plantean la voluntad de vincular sus visiones con lo real cotidiano: escenas de bares, de billares, de sitios con concurrencia de gente joven y no, son motivos centrales en que destacan el humor, cierta ironía crítica pero humana a través de una figuración que linda con lo caricaturesco.

Manuel Estaban Mejía


Volver a colección B
Volver a Artistas
   

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis