Nunca se robó nada, ni siquiera unas elecciones; nunca le hizo mal a nadie excepto a sí mismo; siempre ayudó a los necesitados sin usurparles una gota de sudor ni de orgullo.

Se le apareció la virgen y nadie le rindió culto de iluminado.

Al galope y hacia Las Pléyades se lo llevó una infanta de pechos duros y sexo de ángel, y nadie creyó; ni siquiera sus biógrafos; sólo la extraterrestre loca, cómplice de sus aventuras sicóticas y míticas.
   
Archivo MaReA
 
Volver a los Mitos Sicóticos
 

Libros - Frases Célebres - Virgenes - Poesía - Nadaísmo - El Comic Manga - Artes visuales. Los 50 de la Memoria - Erotismo Prehispánico - El Erotismo del yo
Erotismo y Nociones de Cuerpo - Homenaje al Museo Arte Erótico Americano MaReA y Fernando Guinard - Art & Eros Festival, 2008 - Feria de la Sexualidad
MaReA en Quito - Tiempo de Amor y Erotismo - Fiesta de Eros - Homenaje a Ángel Loochkartt - Bienal de Amor & Éxtasis